Royal Caribbean Group firma un acuerdo definitivo para vender su marca Azamara a Sycamore Partners

MIAMI, 20 de enero de 2021 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — Royal Caribbean Group (NYSE: RCL) anunció hoy que ha celebrado un acuerdo definitivo…

MIAMI, 20 de enero de 2021 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — Royal Caribbean Group (NYSE: RCL) anunció hoy que ha celebrado un acuerdo definitivo para vender su marca Azamara a Sycamore Partners, una firma de capital privado especializada en inversiones de consumo, venta minorista y distribución, en una transacción de desinversión de activos no estratégicos («carve-out») en efectivo por USD 201 millones, sujeta a ciertos ajustes y condiciones de cierre. Sycamore Partners adquirirá en su totalidad la marca Azamara, incluida su flota de tres buques y la propiedad intelectual asociada. La transacción está sujeta a las condiciones convencionales y se espera que se cierre durante el primer trimestre de 2021.

Royal Caribbean Group señaló que la transacción le permite enfocarse en la ampliación de sus marcas Royal Caribbean International, Celebrity Cruises y Silversea.

«Nuestra estrategia ha evolucionado y busca destinar más de nuestros recursos en tres marcas globales: Royal Caribbean International, Celebrity Cruises y Silversea, así como también trabajar para que crezcan conforme salimos de este período sin precedentes», afirmó Richard D. Fain, presidente y director ejecutivo de Royal Caribbean Group. «Aún así, Azamara sigue siendo una marca sólida con un enorme potencial de crecimiento, y el historial de Sycamore demuestra que serán buenos administradores de lo que el equipo de Azamara ha desarrollado durante los últimos 13 años».

«Nos complace que Royal Caribbean Group haya confiado a Sycamore el apoyo a Azamara en su próxima fase de crecimiento», afirmó Stefan Kaluzny, director general de Sycamore Partners.  «Nos entusiasma asociarnos con el equipo de Azamara y continuar su larga trayectoria de éxito en la atención de los clientes leales de la marca.  Creemos que Azamara seguirá siendo una excelente opción para los viajeros exigentes a medida que la industria de los cruceros se recupere con el tiempo».

La propuesta de valor y las operaciones de Azamara seguirán siendo consistentes bajo el nuevo arreglo, y Royal Caribbean Group trabajará en estrecha colaboración para lograr una transición fluida para los empleados, clientes y otras partes interesadas de Azamara. Junto con la transacción, Carol Cabezas, directora de operaciones de Azamara, ha sido nombrada presidenta de la marca.

La transacción tendrá como resultado un cargo único por deterioro, sin efectivo, de aproximadamente USD 170 millones. No se espera que la venta de Azamara tenga un impacto material en los resultados financieros futuros de Royal Caribbean Group.

Perella Weinberg Partners LP se desempeñó como asesor financiero de Royal Caribbean Group y Freshfields Bruckhaus Deringer LLP proporcionó la asesoría legal. Kirkland & Ellis LLP brindó asesoría legal a Sycamore Partners. 

Acerca de Royal Caribbean Group  

Royal Caribbean Cruises Ltd., que opera bajo el nombre de  Royal Caribbean Group (NYSE: RCL), es una compañía de cruceros vacacionales que posee cuatro marcas globales: Royal Caribbean International, Celebrity CruisesAzamara y Silversea.  Royal Caribbean Group es también propietario del 50 % de una empresa conjunta que opera cruceros TUI y cruceros Hapag-Lloyd. En conjunto, nuestras marcas operan 61 barcos con otros 15 en pedido al 21 de diciembre de 2020.  Obtenga más información en www.rclcorporate.com o www.rclinvestor.com. 

Acerca de Sycamore Partners 

Sycamore Partners es una firma de capital privado con sede en Nueva York. La firma se especializa en inversiones relacionadas con el consumidor, la distribución y el comercio minorista, y se asocia con equipos de gestión para mejorar la rentabilidad operativa y el valor estratégico de su empresa. Con aproximadamente USD 10 mil millones en capital agregado comprometido que ha recaudado desde su creación en 2011, los inversionistas de Sycamore Partners incluyen dotaciones líderes, instituciones financieras, oficinas familiares, planes de pensiones y fondos soberanos. Para obtener más información sobre Sycamore Partners, visite www.sycamorepartners.com

Declaración precautoria respecto de las declaraciones prospectivas

Ciertas declaraciones prospectivas que figuran en esta publicación en relación, entre otras cosas, con nuestras estimaciones, previsiones y proyecciones de rendimiento a futuro constituyen declaraciones prospectivas en virtud de la Ley de Reforma de Litigios sobre Valores Privados de 1995.   Dichas declaraciones incluyen, pero no se limitan a: declaraciones respecto de ingresos, costos y resultados financieros de 2020 en adelante.  Palabras como «anticipar», «creer», «podría», «conducir», «estimar», «esperar», «objetivo», «pretender,» «observar» «puede», «planificar», «proyecto», «buscar», «debería», «hará», «haría», «considerando», y otras expresiones similares tienen como objetivo ayudar a identificar las declaraciones prospectivas.  Las declaraciones prospectivas reflejan las expectativas actuales de la gerencia, se basan en juicios, son intrínsecamente inciertas y están sujetas a riesgos, incertidumbres y otros factores, lo que podría hacer que nuestros resultados, desempeño o logros reales difieran sustancialmente de los resultados, desempeño o logros futuros expresados o implicados en esas declaraciones prospectivas.  Ejemplos de estos riesgos, incertidumbres y otros factores incluyen, pero no se limitan a lo siguiente: El impacto de la incidencia y propagación global de la COVID-19, lo que ha llevado a la suspensión temporal de nuestras operaciones y ha tenido, y seguirá teniendo, un impacto adverso sustancial en nuestra empresa, la liquidez y los resultados de las operaciones, u otras enfermedades contagiosas en las condiciones económicas y en la industria de viajes en general, y la situación financiera y los resultados operativos de nuestra empresa en particular, tales como: las restricciones de viaje adicionales actuales y potenciales tanto gubernamentales como autoimpuestas, la extensión actual y potencial de la suspensión de los cruceros y nuevas suspensiones adicionales, cancelaciones de huéspedes; nuestra capacidad para obtener financiamiento capital o ingreso suficiente para satisfacer las necesidades de liquidez, gastos de capital, reembolso de deuda y otras necesidades de financiamiento; la eficacia de las medidas que hemos adoptado para mejorar y atender nuestras necesidades de liquidez; el impacto del entorno económico y geopolítico en aspectos clave de nuestra empresa, como la demanda de cruceros, gastos de los pasajeros y los gastos operacionales; incidentes o publicidad adversa en relación con nuestros buques, instalaciones portuarias, destinos terrestres y/o pasajeros o la industria de los cruceros vacacionales en general; nuestra capacidad para calcular con precisión nuestro flujo de caja negativo mensual durante la suspensión de nuestras operaciones; preocupación por la seguridad, salud y protección de los huéspedes y de la tripulación; todos los protocolos que adoptemos en nuestra flota relacionados con la COVID-19como las recomendadas por el Healthy Sail Panel, pueden ser costosos y menos eficaces de lo que esperamos para reducir el riesgo de infección y propagación de la COVID-19 en nuestros cruceros; otras deficiencias de nuestro fondo de comercio, activos duraderos, inversiones de capital y pagarés por cobrar; la incapacidad para reclutar nuestra tripulación o conseguir nuestras provisiones y suministros de ciertos lugares; el brote de la COVID-19 y otras enfermedades contagiosas en nuestros barcos y un aumento en la preocupación por el riesgo de enfermedades en nuestros barcos o al viajar hacia o desde ellos, todo lo cual reduce la demanda; no disponibilidad de puertos de escala; el aumento de sentimientos antiturísticos y las preocupaciones ambientales; cambios en la política de viajes extranjeros de los Estados Unidos; las incertidumbres en cuanto a la realización de actividades comerciales a nivel internacional y la expansión a nuevos mercados y nuevas empresas; nuestra capacidad para reclutar, desarrollar y retener personal de alta calidad; cambios en los costos operativos y financieros; nuestro endeudamiento, cualquier deuda adicional en la que podamos incurrir y las restricciones en los acuerdos que rigen nuestro endeudamiento, que limitan nuestra flexibilidad en el funcionamiento de la empresa, incluida la parte importante de los activos que son garantía en virtud de esos acuerdos; el impacto de las tasas de cambio de divisas, las tasas de interés y las fluctuaciones de los precios del combustible; la liquidación de conversiones de nuestros bonos convertibles, si hubieran, en acciones de nuestras acciones comunes o una combinación de efectivo y acciones de nuestras acciones comunes, lo que puede provocar una dilución sustancial para nuestros accionistas actuales; nuestra expectativa de no declarar ni pagar dividendos sobre nuestras acciones comunes en el futuro cercano; la competencia en la industria de las vacaciones y los cambios en la capacidad industrial, así como el exceso de capacidad; los riesgos y costos asociados con la protección de nuestros sistemas y el mantenimiento de la integridad y seguridad de nuestra información comercial, así como los datos personales de nuestros huéspedes, empleados y otras personas; el impacto de leyes y reglamentos o dictámenes gubernamentales nuevos o cambiantes en nuestra empresa; litigios pendientes o eventuales, investigaciones y acciones ejecutivas; los efectos del clima, desastres naturales y estacionalidad en nuestra empresa; reparaciones de emergencia de buques, incluidas las pérdidas de ingresos relacionadas; el impacto de problemas en los astilleros, incluidas las demoras en la entrega de los buques, la cancelación de buques o el aumento de los costos de construcción de los buques; falta de disponibilidad de astilleros; la falta de disponibilidad o el costo del servicio aéreo; y las incertidumbres de un sistema jurídico extranjero, ya que no somos una corporación de los Estados Unidos.

Además, actualmente muchos de estos riesgos e incertidumbres se agravan y seguirán agravándose, o en el futuro podrían agravarse, por la pandemia de la COVID-19. No es posible predecir o identificar todos esos riesgos.

Más información sobre los factores que podrían afectar nuestros resultados operativos se incluye bajo la leyenda «Risk Factors» («Factores de riesgo») en nuestro informe trimestral más reciente en el formulario 10-Q, así como nuestros otros archivos presentados ante la SEC, y bajo las leyendas «Risk Factors» y «Management’s Discussion and Analysis of Financial Condition and Results of Operations» («Análisis y discusión de la Administración sobre la condición financiera y los resultados de las operaciones») en nuestro último informe anual en el formulario 10-K, según lo actualizado por nuestro informe actual en el formulario 8-K de fecha 13 de mayo de 2020, del cual puede obtener copia al visitar nuestro sitio web de relaciones con inversionistas en www.rclinvestor.com o el sitio web de la SEC en www.sec.gov. No se debe confiar indebidamente en las declaraciones prospectivas de esta publicación, que se basan en la información de que disponemos en la fecha del presente informe. No asumimos obligación alguna de actualizar o revisar públicamente cualquier declaración prospectiva como resultado de información nueva, eventos futuros o de otro tipo.

Logotipo: https://delawarenoticiastoday.com/wp-content/uploads/2021/01/royal-caribbean-group-firma-un-acuerdo-definitivo-para-vender-su-marca-azamara-a-sycamore-partners.jpg

FUENTE Royal Caribbean Group