Los católicos superan por primera vez a los protestantes en el censo de Irlanda del Norte

Las cifras se dan a conocer cinco meses después de que el Sinn Féin, principal representante de la comunidad católica-nacionalista, ganara las elecciones autonómicas Leer

Los católicos superan por primera vez a los protestantes en el censo de Irlanda del Norte

Las cifras se dan a conocer cinco meses después de que el Sinn Féin, principal representante de la comunidad católica-nacionalista, ganara las elecciones autonómicas Leer

Los norilandeses que se definen como «católicos» (45,7%) han superado por primera vez los que se declaran «protestantes» (43,4%), según ha indicado este jueves el censo del 2021 del Ulster. El «sorpasso» histórico confirma el giro demográfico y político que se ha producido en la última década, con la reciente victoria en las elecciones locales del partido republicano Sinn Féin sobre el Partido Democrático Unionista (DUP), que perdió en mayo su condición de fuerza mayoritaria en Irlanda del Norte.

«Se veía venir desde hacía tiempo», declaró a The Guardian el historiador Diarmaid Ferriter. «Los protestantes han sido testigos este año de la pérdida de su mayoría política. La pérdida de su supremacía numérica es otro duro golpe».

La natalidad más alta entre los católicos ha sido el factor determinante para el cambio demográfico que se ha acelerado en lo que va de siglo. Pero, tal y como advierten los expertos, las barreras entre católicos-irlandeses y protestantes-británicos se han ido diluyendo en la última generación y la diferencia numérica no se traduce automáticamente en ganancias políticas.

Entre los dos bloques de republicanos y unionistas (consolidados en torno al 40%) se ha ido abriendo paso la que es ya la tercera fuerza política, el Partido de la Alianza, que atrae junto a otros partidos alternativos al 20% de los votantes que no sienten encasillados en la clásica dicotomía.

El censo, el primero desde el Brexit, detecta también como se ha ido diluyendo la identidad británica: el 31% de los habitantes de Irlanda del Norte se reconocen como «solo británicos», frente al 40% hace un década. El 29% se define hoy por hoy como «solo irlandeses» y el 19% como «solo noirlandeses». Los nuevos datos pueden dar un renovado impulso a Sinn Féin en sus planes para celebrar un referéndum para la reunificación de Irlanda en la próxima década.

«La gran diferencia es que la demanda por un referéndum sobre esta cuestión crecerá. No solo por la demografía entre católicos y protestantes, sino por el Brexit«, ha explicado este jueves el experto Brian Feeney a la emisora de radio NewsTalk.

La confirmación oficial de la nueva «mayoría» católica llega en cualquier caso en un momento especialmente crítico en Belfast. El DUP se ha negado a participar en un gobierno de unidad encabezado por el Sinn Féin por su rechazo al Protocolo de Irlanda, que a su juicio crea una aduana interior en el Reino Unido.

Cinco meses después de las elecciones, la Asamblea de Stormont no se ha constitutido formalmente e Irlanda del Norte sigue sin un Gobierno de «unidad» entre las fuerzas mayoritarias (tal y como estipula el Acuerdo de Viernes Santo de 1998).

El Gobierno británico ha arrimado entre tanto el ascua a los unionistas con la Ley del Protocolo -que reescribe unilateralmente los puntos más conflictivos del acuerdo del Brexit con la UE- actualmente en trámite parlamantario. La premier Liz Truss, que ha llegado amenazar incluso con la activación del polémico artículo 16 y la suspensión tremporal del Protocolo, se enfrenta a un posible boicot a la ley a su paso por la Cámara de los Lores.

«La convocatoria de un referéndum sobre la reunificación es atractiva porque implicaría la vuelta a la UE, garantizada porque Bruselas ha dicho que, en ese caso, el norte y el sur (de Irlanda) se convertiría en un solo Estado miembro», ha agregado el experto.

Deja una respuesta